RÓTULOS LUMINOSOS PARA EL RECUERDO

RÓTULOS LUMINOSOS 

Los rótulos luminosos nos acompañan a diario, los vemos en tiendas, hoteles, grandes superficies, hospitales, cines ¡allí donde miremos! Forman parte de nuestra memoria colectiva, nos sirven como puntos de referencia e incluso son capaces de transformar por completo la apariencia de una calle con su sola presencia.
Esto es tan así, que hay rótulos luminosos que están totalmente integrados en las visitas turísticas de muchas ciudades, que no serían lo mismo con su ausencia.
En este post, vamos a hacer un repaso a aquellos rótulos que están en el imaginario de todos.

 

LAS VEGAS
No podíamos empezar por otro lugar que no fuese La Ciudad del Pecado. Símbolo indiscutible del gasto sin medida y la opulencia sin vergüenza, no hay visita a Las Vegas que no acabe con una foto frente a su letrero luminoso. Pasearse por Tropicana y terminar en el cartel, cerveza en mano, es casi, casi, como ser parte del Rat Pack ¡La de cosas que habrá visto ese letrero! Pero ya sabes el dicho: lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas.

 

MOULIN ROUGE

De los pecados pecuniarios ¡a los pecados de la carne! No has visto verdaderamente París hasta que te paras a contemplar el molino de neón más famoso del mundo. La fachada de este centenario cabaret, es una atracción turística por su propio derecho, la tipografía de sus letras y la gracia con la que está diseñado e iluminado el molino, lo convierten en una parada obligatoria en el Montmatre. Si entras o no ¡es decisión tuya!

 

PICADILLY CIRCUS

No hay serie o película ambientada en el Londres actual en la que no aparezcan los rótulos de esta plaza, desde Nothinghill a Sherlock. Forma parte del imaginario que tenemos sobre la ciudad, junto al palacio real y o el Puente de la Torre. Sus rótulos luminosos, con la cantidad de marcas, mensajes y colores forman parte del paisaje y dan un toque innovador y diferente a los alrededores de la plaza.

 

TIMES SQUARE

El mejor expositor del mundo ¡y uno de los más caros! Anunciarte en esta plaza, cuesta varios millones de dólares al año. Aunque no es de extrañar, es una de las ciudades más turísticas del mundo, por su avenida y plaza circulan millones de personas al año. Personas que son expuestas a todo este aluvión de mensajes, que hace irresistible no pararse a mirar ¡Una sobreexposición de la que todo el mundo sale encantado! Y al igual que con el cartel de Las Vegas o los luminosos de Broadway, forma parte del imaginario cinéfilo de todo el mundo.

 

TIO PEPE

En España, también tenemos un ejemplo clásico de letreros luminosos, el archiconocido Tío Pepe. Un clásico de la Puerta del Sol, en Madrid. Fue instalado el año 1935 y ha superado varias crisis sin sufrir ningún rasguño, entre ellas La Guerra Civil y más recientemente un traslado de edificio que ha levantado muchas quejas, aunque sigue ubicado en la misma plaza. No solo es un clásico en la ciudad ¿Hay una botella más graciosa en el mundo? Es imposible mirarlo y que no te ponga una sonrisa en la cara.

 

BONUS TRACK: BATES MOTEL, PSYCHO

No hay otro rótulo en el mundo, real o de ficción, que cause tantos escalofríos como el de la película de Hitchcock. Su aspecto destartalado, la luminosidad fría de sus neones, la forma de la placa, todo se suma para crear un ambiente para que, al primer golpe de vista, genere inquietud e inseguridad sobre quién lo observa ¿Te pararías en este motel a pasar una noche? Si eres joven, rubia y has robado a alguien, piénsatelo dos veces.