Letras vintage iluminadas

letras vintage iluminadas

letras-vintage-iluminadas

Letras vintage iluminadas para todos los gustos

Llevas viéndolas a tu alrededor desde hace meses, en revistas y tiendas de decoración, en el bar, restaurante o cafetería de moda ¡e incluso en la última boda a la que fuiste! ahí estaban esas letras vintage iluminadas, perfectamente ubicadas en la mesa de dulces. Pero, al contrario de lo que sucede con otro tipo de modas o tendencias, cuanto más lo ves, más lo quieres. No hay manera de quitártelas de la cabeza.

Una vez puesto a investigar esas letras vintage que te tienen enamorado, te das cuenta de que tienes un sinfín de posibilidades: diferentes tamaños, sistemas de iluminación, materiales y, como no, precios. Es por eso que hoy te vamos a explicar un poco las características de las letras vintage iluminadas más comunes.

Entre los materiales que te puedes encontrar y en orden descendente de precios, los más comunes son el acero inoxidable, el aluminio, el PVC y la madera. Las letras en relieve vintage realizadas en aluminio y acero son la parte Premium de este producto. Gracias a las características de estos materiales te llevas a casa unas letras con el tamaño, textura y acabado más similar al de las letras de estilo industrial de la primera mitad del siglo XX. Estas letras las podrás usar tanto en interiores como en exteriores y las podrás tener encendidas tantas horas como quieras.

Por otra parte, las letras corpóreas retro realizadas en PVC o madera las puedes encontrar en tamaños más reducidos, perfectos para pequeños rincones y a un precio más bajo. Eso sí, no las podrás tener encendidas durante mucho tiempo, puesto que se puede recalentar y dañar su material, y las tendrás que emplear solo en espacios de interior. Eso sí, tanto las letras más económicas como las más caras están iluminadas mediante LED’s, para que tu factura de la luz no se resienta por mucho que las uses.

Ahora que ya sabes los distintos tipos de letras vintage iluminadas, sus características y el porqué de sus diferencias en precios, ya puedes ponerte manos a la obra para elegir la que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto ¡Date el capricho y pon ese toque vintage en tu casa!