Como diseñar mi rótulo

como-disenar-mi-rotulo

como-disenar-mi-rotulo

Como diseñar mi rótulo | Trucos para diseñar rótulo

El diseño de rótulos y letreros ha mutado a lo largo del tiempo, desde los primeros letreros creados con pigmentos sobre hojas de palmeras en la antigüedad, hasta los creados con última tecnología LED en la actualidad.

Tanto la construcción marcaría, como el tráfico de personas que lo visualicen, hasta las ventas, la comunicación, entre otros, dependen de un buen diseño de rótulo y del mensaje que se quiere comunicar a través de él.

Si el rótulo está bien diseñado, las oportunidades de éxito aumentarán exponencialmente. Se requieren unos pocos segundos para que esa pieza llame la atención del público objetivo y es clave tener en cuenta algunos detalles para que el primer impacto sea positivo.

¿Qué características debe tener un rótulo para ser exitoso?

‐ Impactante, debe llamar la atención, captar la mirada del cliente, atraer y generar un impacto positivo en pocos segundos.

-Simple, sencillo, fácil de leer y comprender. Asociarse a lo que se está vendiendo u ofreciendo. Debe ser claro a simple vista. Texto breve y conciso e imágenes limpias.

-Colores y mensaje llamativos. Colores que destaquen del entorno. Combinación correcta de colores, tipografías e imágenes.

Para diseñar tu rótulo, debes tener en cuenta:

1) Contenido: Determinar la información relevante que incluirá tu rotulo. Imágenes, texto. ¿Qué quiero comunicar y cómo lo haré? ¿Qué quiero decir y qué quiero que mi cliente sepa a través de él?

2) Visibilidad: ¿Dónde irá colocado? ¿Quién pasa por ahí? ¿Peatones o vehículos? (de eso dependerá su tamaño y contenido) ¿Cuánto tiempo tiene mi cliente para verlo? ¿Hay elementos obstáculos antes de visualizarlo?

3) Legibilidad: tipografías claras, de buen tamaño, recomendable palo Seco o Serif de tipo básicas, legibles a grandes distancias. Contraste con color de fondo y entorno.

4) Color y tamaño: Contraste entre fondo y contenido. Colores llamativos que inviten a mirar tu rótulo. Tamaño considerable dependiendo de ubicación y tránsito de clientes.

5) Equilibrio entre elementos: Este puede llegar a ser el paso más importante. Es indispensable encontrar un equilibrio entre todos los elementos del rótulo, que lo hagan visiblemente atractivo para el público objetivo. ¿Por qué es importante esto? Uno de los errores más comunes es la saturación. Querer poner todo en un rótulo de tamaño limitado, mucha información y elementos que se pisan entre si compitiendo con su protagonismo. El cliente en ese caso, no podrá procesar toda esa información, por lo que su memoria no retendrá ninguno de los elementos relevantes que queremos comunicar. Por eso, es importante, no excederse en elementos visuales.

Con todos estos datos proporcionados, estarás apto para poder diseñar un rótulo exitoso, que tenga todas las características para poder atraer a tu público y clientela atrayendo su atención para luego generar un impacto positivo con tu marca, producto y/o servicio.